www.diariocritico.com
Crítica de la obra de teatro 'Decadencia': la ociosidad es mala compañera
Ampliar

Crítica de la obra de teatro 'Decadencia': la ociosidad es mala compañera

martes 24 de enero de 2023, 10:18h

Hora y cuarto bastan a Steven Berkoff, autor británico, y a Pedro Casablanc, director del montaje, para destripar la hipocresía, la falta de valores, el racismo, la violencia, la banalidad y el desprecio por el otro con que las clases pudientes británicas están adornadas. Al menos las de los años 80, que es la fecha en la que el dramaturgo británico escribió su ‘Decadencia’, que ahora puede verse en la Sala Juan de la Cruz del Teatro de la Abadía, en adaptación de Benjamín Prado.

La obra es cruda, incómoda, mordaz, ácida, ingrata por momentos. El lenguaje que emplean los personajes, vulgar y zafio. Sus principios morales, sencillamente inexistentes. Su proyecto de vida, sacar de ella el máximo jugo posible sin importar nada ni nadie para conseguirlo. Este es el paisaje ético en el que se mueven Maru Valdivielso y Pedro Casablanc, los dos protagonistas de la propuesta escénica, ambos magníficos dando vida a dos parejas que se engañan entre sí, probablemente por aburrimiento.

En concreto, Steve, un burgués de clase alta, vive un loco romance con Helen, una excéntrica y sensual nueva rica. Sin embargo, Steve está casado con Sybil, quien contrata a Les, un detective privado, para que investigue lo que ella intuye que es una segura infidelidad de su marido. Pero todo se complica cuando Sybil y Les comienzan una relación amorosa paralela.

La escenografía cambiante de Sebastià Brosa y Silvia De Marta está presidida por un gran espejo situado en el centro del escenario, alguna lámpara de buen gusto, una ventana que se ilumina o se oscurece según el momento del día, y algunas piezas de mobiliario. Antonio Belart es el diseñador del vistoso vestuario, Juanjo Llorens quién ha ideado la luz en donde predominan los rojos y los azules que ilustran la profunda carga sexual y sensual de las escenas, pronunciadas también gracias al espacio sonoro de Irene Maquieira y a la sensual coreografía de Aixa Guerra.

Hablábamos al principio de que Berkoff quiso retratar a las clases pudientes británicas de aquellos años duros de la era Margaret Thatcher, pero la realidad es que hoy también pueden aplicarse todos y cada uno de los rasgos descritos a las de todo el mundo: del norte y del sur, del este y del oeste. Y, extendiendo aún más la mirada, también a todos y cada uno de los espectadores. El espejo que preside la escenografía cumple precisamente esa función, la de ayudar al público a mirarse a sí mismo. La palabra, el movimiento y la gestualidad de los dos extraordinarios actores que protagonizan la obra consiguen centrar la atención total del público en un montaje que, una vez bajado el telón, ronda durante muchas horas más por nuestras cabezas…

‘Decadencia’

Autor: Steven Berkoff

Adaptación Benjamín Prado

Dirección: Pedro Casablanc

Reparto: Pedro Casablanc y Maru Valdivielso

Coreografía: Aixa Guerra

Diseño de vestuario: Antonio Belart

Diseño de escenografía: Sebastià Brosa /Silvia De Marta

Diseño de iluminación: Juanjo Llorens

Diseño de espacio sonoro: Irene Maquieira

Ayudante de dirección: Laura Ortega Pinillos

Segundo ayudante de dirección: Nacho Redondo

Prensa: DYP Comunicación

Fotografía e imagen: Sergio Parra

Diseño gráfico: Rubén Salgueiros

Producción/Administración: Andrea Quevedo

Dirección de producción: Ana Guarnizo

Producción ejecutiva: Mónica Regueiro /Carles Roca

Teatro de la Abadía, Madrid

Hasta el 5 de febrero de 2023

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios